martes, diciembre 9

ACECHANDO


-Date tiempo.- me dijeron... Y así lo hice.



Lo hice sin saber lo divertido que sería y lo que podía implicar.

Mi constante silencio le ganó a sus mil palabras y aunque hoy me iré nuevamente sola a la cama a pesar de haber podido conseguirle, me voy satisfecha de esa mirada casi suplicante por una última señal que le permita sentirse todo un cazador y no lo que fué: una simple presa.

4 comentarios:

atte: yo dijo...

siempre presas...

achg dijo...

En fin de cuentas... resulta que siempre eres quien termina haciendo lo que hace por premeditacion... frio y calculado..

Tu speech suena en cierto momento hasta narcisista.. pero es una realidad.....

"las mujeres son las que deciden o definen.. los hombres los que hacen por obtener..."

Saludos

Marilú Repudio dijo...

lo que dice achg es mas que obvio ¬¬

en fin... las cosas que cuestan se disfrutan más...

si no preguntale al Vera... u.k (jajaja)

txusman dijo...

quizá el cazador usa la estrategia de la paciencia... y tampoco tiene ninguna prisa...
cuidado... cuidado.