miércoles, octubre 8

No te bañes con ropa...

"¡No te bañes con ropa!"- Fue de las cosas que le dijo, después de que le mostrara donde se abrían las llaves de la regadera. Fue de las cosas que dijo después de varios tragos. Al parecer le leía todas las intenciones. Y es que, ¿qué iba a hacer desnuda en el baño? ¿tenía que vestirse otra vez? En realidad no entendía ya que hasta ese momento todo había estado muy tranquilo y sin dobles intenciones. Simplemente era un buen anfitrión al ofrecerle un lugar donde quedarse a dormir.

Envuelta en la toalla salió a buscarlo. Muy quitado de la pena le ofreció lo que sería su ropa de dormir: una camiseta.

El proceso no fue simple. Fue de esos que duelen en el abdomen. Fue de esos que entre ellos escuchan los latidos nerviosos del corazón. Dice ella que ya no aguantó cuando estaba a milímetros de su boca. Solo una camiseta separaba su piel de la de ella, y ella ya estaba enredada en su cuello y entre sus piernas. El ya la tenía amarrada desde la cintura y por toda la espalda. 

Fue la espera mas larga.s Se recorrían y se reconocían como lobos. La sangre a ella le hervía cada vez que sentía su aliento chocando contra la boca rozando los límites de la piel. Nos contaba que son esas milésimas de segundo donde ambos se quedan sin aire esperando quien termina de caer por completo para entregarse perdidamente. Es doloroso.

Y de repente lo recibe en sus labios. El éxtasis es incomprensible. Se acoplan los cuerpos perfectamente, el ritmo no pudiera ser mejor. Es explosivo. Es una maldita anotación.

Él se acomodaba y la acomodaba como quería. Sin separase los labios le quitó por fin la camiseta. Ella ni cuenta se dio cuando él ya estaba desnudo. Aún así no hubo prisas, la tocó toda. Dice ella que la tocaron como hacía rato no lo hacían y así como él lo decidía, ella es como se mojaba. Y sin siquiera tenerle que hacer más, la tenía empapada.

Y ella cuenta que tampoco dejaba de tocarlo, que no podía parar. Dice que no recuerda a que hora se durmió... ni siquiera está segura si lo hizo. De lo que si estaba segura es que lo tocó incluso dormida, lo besó incluso inconsciente. Nunca supimos si estaba soñando o realmente pasó...


ah pinche morra loca!!

2 comentarios:

Miss Nitro ® dijo...

Voooooy!!!


Me vas a bajar la chamba morra?? XD jajajaj buen post!!

Nomas eso de "lo recibes en tus labios" no cuadra con la narración en 3ra persona jajjaa

Resbalón.. o KEMON? XD

Saludos viejaaa!

malkavian dijo...

JAajJAjJaa... fue la proyección vieja!!!

Es que lo "contaban" con tanto impetu!!

uff!!1


JAJajJaajjaJAja!!!