sábado, diciembre 22

nueve años después...

Ya estaba fumando cuando se dió cuenta de lo que estaba pasando… No es que no se hubiera dado cuenta antes y por supuesto que estaba mas que consciente. Lo que en verdad pensaba era que no lo podía creer.

El ya se estaba vistiendo… le devolvía una que otra sonrisa y cuando se acercaba a ella era para acariciarle las tetas y decirle “las tienes deliciosas, precisamente como me gustan!”. Ya nomás ella se reía un poco. Tenia los ojos fuera de orbita. Ella se estaba poniendo el pantalón apenas cuando el otro la abrazó por atrás mientras le acariciaba las caderas. No podía evitar el color de su cara… No podía evitar la sonrisa.

- ¿Fue lo que esperabas?- le preguntó el que estaba detrás de ella.
- ¡Fue mejor!- contestó entre emocionada e indiferente, mientras terminaba de vestirse.

Los dos chicos terminaron de vestirse y se fueron. Un tercer hombre acababa de entrar a la habitación.

- ¿Y?
- Jajaja ¡Lárgate! No quiero que me veas la cara de loca que tengo en este momento.
- ¡Bah! Te conozco demasiado para que me vengas con esas cosas. Por cierto te ves muuuuy bien. Ahorita regreso.- le dijo ya por ultimo con una pícara sonrisa.

Y se fue mientras ella se sentaba a la orilla de la cama. Su pelo estaba estilando sudor. El colchón, las sábanas, la ropa, todo estaba mojado! La ventana escurría hileras de agua condensada. No podía hacer que su respiración regresara a la normalidad. Los flashbacks atacaban su cabeza.

Unas horas antes estaban ella, un amigo muy cercano y dos chicos casi extraños. Platicaban muy animadamente, tomándose unas copas de vino para matar los nervios. Todo fluía natural. Uno de los extraños se la llevó al cuarto, mientras la calmaba diciéndole que primero estaría con él un rato y cuando se sintiera mas en confianza llamarían al otro chico (el amigo cercando se quedaría fuera). Los besos se arrebataron entre los dos y rápido él le quitó la ropa… Así de rápido se la quitó él. Se estaban familiarizando los cuerpos. La besaba, la lamía, la olía, como si tuviera que reconocerla mas adelante.

Mas adelante entro el segundo chico… Muy emocionado el muchacho… ya llevaba una buena erección por delante. El primer chico se alejo un poco y el segundo la jaló hacía el. Comenzó a tocarla por todos lados… a explorarla a mirarla. La recostó sobre la cama mientras se desabrochaba el pantalón, ella ya estaba muy excitada, mas de lo que pudiera creer que estaba dadas las circunstancias de primeriza, el primer chico había hecho un buen preludio. Intentaba ella de repente levantarse mientras él “segundo” se colocaba el condón y no la dejaba que se levantara. Sin preguntarle incluso al otro chico se puso sobre ella abriéndole las piernas, la humedad era obvia y la penetró fuertemente arrebatándole varios gemidos. La embestía con ritmo… Ella se tapaba la boca, le daba vergüenza que se dieran cuenta de que en verdad estaba disfrutando, sin contar que su otro amigo la escuchaba desde afuera del cuarto.

El “primer” chico empezó a acercarse poco a poco… comenzó a acariciarle los senos.

- Eh we… Déjame algo, ¿no?- dijo el primero.

No pudieron evitar reírse los tres. Los tres se pusieron de rodillas y ella quedó entre los dos… Ambos la amenazaban con espadas listas para embestirla, era intimidante. El primer chico se acomodó detrás de ella y la acomodo en cuatro … le acariciaba el trasero, mientras buscaba el punto exacto para poder entrar en ella… El otro chico se ponía enfrente de ella a nivel de su cara, listo para recibir sexo oral. Al mas puro ritmo del Marques de Sade… eso se estaba convirtiendo en una máquina totalmente funcional donde todas las partes recibían placer y excitación.

Las posiciones fueron cambiando durante las tres horas y media que duraron. Compartían sudor, risas, miradas, jadeos, gemidos y demás. Los chicos eran estupendos, los tres ponían de su parte para sentir el máximo placer hasta que uno por uno fue llegando al orgasmo. Ella fue la ultima… pero la vieron con gran satisfacción como se retorcía de placer entre las sábanas.

Las emociones sentidas por ella fueron increíbles… No lo podía creer. Las manos, los cuerpos, los comentarios durante la sesión la habían hecho desplayarse totalmente. Incluso terminado todo, se sentía totalmente excitada, exhausta pero excitada. Sus piernas y manos temblaban, el aire la hacía falta, no podía quitarse la presión en el pecho y caía de sueño.

Comenzó a quitarse la ropa para meterse a bañar. ¡Flashbacks, flashbacks! El agua estaba helada, no había boiler. Como pudo termino, a pesar de la debilidad. No podía con su alma. Al salir, su amigo la estaba esperando. Se miraron por unos minutos hasta que ella dirigió su mirada a otro lugar. Ya estaba vestida con un pants y una camiseta holgada. Entre los dos tuvieron que voltear el colchón que estaba húmedo por ese lado. Ya todo vuelto a la normalidad, se recostaron y él le acariciaba la espalda por debajo de la camiseta.

- ¿Lo planeaste todo?- le preguntó ella.
- Si, ¿No era lo que querías?
- Ya ni se... no pensé que fuera así.
- ¿Pues que esperabas?- le dijo entre risas.
- No se, estuvo genial, repentino, pero genial.- le contestaba ella ya casi dormitando.

El se quedó mirándola un rato…

- ¿Qué miras?
- Nueve años de diferencia
- Es cierto, ya son nueve años.
- Un beso y nueve años después. Ha pasado mucho tiempo desde nuestro único primer beso.- le dijo entre nostálgico y divertido.

Y es que en verdad entre ellos solo había habido un beso y una larga amistad. Al principio de su relación hubo tensión, pero los dos tomaron distintos caminos, así que se volvieron excelentes amigos. Se veían esporádicamente y siempre con mucho cariño.

El se quedó mirando hacia el techo un momento pensando. Horas antes la había oído gemir de placer desde fuera de la habitación. No pudo evitar excitarse con la idea de que estaba desnuda disfrutando. Por un minuto tuvo que luchar contra la idea de meterse al cuarto también, aunque también prefería tenerla para él solo.

- Niña, quiero hacerte el amor.

Cuando volteó a verla de nuevo, ella ya estaba dormida.

12 comentarios:

ËTÖR dijo...

Muy buena historia... ¿es personal?
Porque así lo parece... =)
Amistad... sexo... y cariño... ¿quién no quiere una amistad así?

Nomás hay algo que no me checa...

"...llamarían al otro chico. Los besos se arrebataron entre los dos y rápido él le quitó la ropa..." y luego mencionas: "Y es que en verdad entre ellos sólo había habido un beso y una larga amistad...

Para que no digan que no ponemos atención!! jajajaja

Besos!

malkavian dijo...

El del "único" beso, no había participado en la sesión... joJOoj...

El Robert dijo...

Excelente historia, es algo común fantasear con estar con dos personas al mismo tiempo... las mujeres lo disfrutan más, para uno de hombre puede resultar muy agotador (de hecho es muy agotador), pero rico.

Alguien observando a la distancia... no me parece del todo familiar, creo que ser yo quien miré si; que me vean, no lo sé.

malkavian dijo...

para la mujer es IGUAL o MAS cansado, creeme!!

=P Saludos!!

Rhett dijo...

Que buen post!

la paтana ® dijo...

wooooooow!



EXCELENTE MI KERIDISIMA MALKA!


EX-CE-LEN-TE!

adam brown dijo...

Hi, this is not so related to your page, but it is the site you asked me 1 month ago about the abs diet. I tried it, worked well. Well here is the site

la paтana ® dijo...

chale, hace un mes este pinche blog ni abría...


no me chinguen

**FüçKîN BïT©h** dijo...

ufffffffff



no tengo mas que decir

Adriana L dijo...

No te conocía esta faceta wey... buena historia... ya me parecía raro que no postearas algo bueno aquí

Tore dijo...

Me encantó esta entrada!

ramon 1.609n dijo...

hey ke chingona historia...

pero ke sarrita ke se haya kedado dormida .. pobre wey del "unico beso"

seguira??